martes, 30 de abril de 2013

Segunda charla del módulo de innovación educativa


Rafael Martel, director del colegio “Carmelitas de Elda”, nos presenta la importancia de la educación en diferentes ámbitos. Él entiende la escuela como un lugar de aprendizaje, donde los maestros a demás de ser maestros son aprendices y los estudiantes son clientes.

El director define centro educativo como un servicio al cliente con el objetivo de un bien común donde se invierte el tiempo y el dinero para el aprendizaje, además, en los centros educativos es muy importante la comunicación y la interacción tanto entre los alumnos como entre los profesores para llegar a un mayor conocimiento. En resumen, el centro Carmelitas de Elda consolida la relación con los hijos y su formación integral para un futuro laboral y felicidad personal de manera que lleguen a un futuro prometedor.

Por un lado, el marketing nos puede ayudar en el centro como herramienta para organizar, crear, comunicar, entregar e intercambiar ofertas que tienen valor para los consumidores, clientes… Se entiende como cliente al alumno, padre o madre, profesorado, personal de Administración y Servicio, empresas proveedoras, entidad propietaria… que forma parte del centro.

Por otro lado, cabe destacar que la familia como núcleo formador utilizaba unos roles que estaban predeterminados, es decir, el padre trabajaba fuera, la madre en casa y el hijo en la escuela, pero hoy en día las cosas han cambiado, podemos encontrar padres separados, madres que trabajan fuera, el internet y la televisión han roto muchos esquemas en el sentido de la educación ya que todos estos aspectos afectan o retocan el aprendizaje de los alumnos.

Hoy en día el maestro tiene que atender a varios aspectos como por ejemplo la atención a las familias y a los alumnos, debemos realizar actividades extaescolares, higiene, salud, crear hábitos, conductas… para llegar a un comportamiento adecuado que traiga consigo el éxito en la vida de manera que a partir de unos valores propios podamos guiar y orientar a los alumnos de forma positiva para formar entusiastas.

Además, debemos tener en cuenta la forma de pensar de padres, alumnos, profesores y sociedad teniendo en cuenta que los maestros somos los promulgadores de los futuros valores, como tal debemos innovar, mejorar y no ser repetitivos ya que aquí la creatividad juega un papel muy importante. Es muy importante innovar para evitar el abandono escolar, además con estas innovaciones logramos esta motivación que los alumnos necesitan; también adquieren los conocimientos previos necesarios, se reduce el esfuerzo y se adquieren habilidades y capacidades. 

Para finalizar, después de haber nombrado varios aspectos importantes es imprescindible resumir que según Rafael Martel el sector educativo es junto al sector turístico una de esas épocas industrias de las emociones y los recuerdos, el objetivo es que los alumnos sean felices y lo pasen bien aprendiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada